Beba muerta: movilización, violencia y traslado de la madre a la Alcaidía

La movilización de vecinos del Mosconi terminó con la intervención policial que debió llevar a la madre de la beba con domiciliaria, a la Alcaidía de Tribunales

Tras varias horas de tensión, la movilización que se había organizado en la tarde de este viernes para reclamar justicia frente a la casa de la madre de la beba muerta por maltrato, se descontroló y obligó a la policía a tener que intervenir con el grupo especial. En el operativo, se dispuso por parte de la Justicia, el traslado provisorio de la mujer, que reclamaban la detención inmediata en la cárcel, a la Alcaidía de Tribunales de Paraná.

Protestan frente a la casa donde está arrestada la madre la beba muerta por golpes

UNO cubrió la movilización o escrache, en la tarde de este viernes, en el barrio Mosconi, en el este de Paraná.

Los vecinos y conocidos de los padres y familiares de la beba de dos meses, que murió por fracturas y lesiones producto de maltrato, reclamaron una respuesta inmediata de la justicia por la diferenciación de las situaciones procesales de los padres.

Al progenitor, soldado voluntario de 24 años, se lo imputó por el Homicidio Calificado por el Vínculo y Alevosía, por lo que fue alojado por 60 días con prisión preventiva en la cárcel de Victoria. Y a la madre, de 22, se decidió por problemas de salud, dictarle la misma calificación legal, pero con la salvedad que la prisión preventiva, debía ser domiciliaria.

En las primeras horas, los vecinos arrojaron pintura al personal policial, y en varias oportunidades intentaron dañar la vivienda, las ventanas y las puertas.

Los choques fueron constantes, hasta que se decidió prender fuego cubiertas

Allí, con la llegada de la noche, hubo nuevos intentos de agresión a la vivienda, y tras una lluvia de piedras, el grupo especial de la Departamental intervino dispersando a la movilización.

Juan Manuel Hernández

Hubo corridas y escenas de enojo, y en medio del intento de control de la situación, la joven madre fue llevada desde la casa hacia un móvil policial y trasladada hacia la Alcaidía de Tribunales, por disposición de la fiscalía en turno, que analizará los pasos a seguir.

Esto fue visto como un pequeño triunfo por parte de los vecinos.

Desde la Policía de Paraná, se informó a UNO, que el saldo de la tensa situación, fue un policía lesionado que sufrió un severo golpe en el rostro y al menos tres uniformados que les arrojaron pintura.

Foto: UNO/Juan Manuel Hernández