La Ciudad de Villa Elisa Entre Ríos

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email


Villa Elisa se caracterizó históricamente por su apariencia pueblerina, dueña de un ser humilde, esforzado y sereno; hasta que el descubrimiento de las aguas termales despertó espontáneamente su encanto turístico, y la generosa infraestructura erigida en torno a ellas, la consolidó como un destino destacado de la propuesta entrerriana. Alivio, relax, placer, distensión, comodidad, entretenimiento, todo está al alcance de la mano en el Complejo Termas de Villa Elisa, uno de los preferidos por el turismo nacional.

Pero las termas ya no son todo en la serena Villa Elisa, que ha consagrado su esencia al diseño de alternativas y servicios dedicados exclusivamente al visitante. Así, actualmente la cartelera local se completa con días de playa en el balneario municipal; jornadas campestres en granjas o estancias; festividades tradicionales; excursiones típicas hacia atractivos de localidades vecinas; y a quienes gustan vivir la noche, les ofrece pasar un entretenido rato en la moderna sala de juegos, disfrutar deliciosos tragos en bares y pubs, o pasear seguros por las calles.

Dos amplias avenidas de 50 metros de ancho se cruzan perpendicularmente en el centro de la ciudad dividiéndola en cuatro sectores. En la intersección de las mismas, en el centro exacto de Villa Elisa, se ubican dos importantes plazas destinadas a la recreación, y allí también la Iglesia Virgen Niña, una bellísima edificación de estilo neogótico alemán que sobresale entre construcciones bajas y modernas, y en cuyo interior se dibuja una verdadera obra de arte con pinturas testimoniales del cristianismo.


Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email