¿Qué es el Eutrofismo? o “Verdín” como lo conocemos popularmente

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Se da cuando hay estiaje en el río (nivel de caudal mínimo) y cuando se producen altas temperaturas y principalmente en las zonas de poca profundidad. Esto además se ve agravado cuando hay aportes de mayor cantidad de nutrientes como fósforo y nitrógeno (de manera artificial y no natural). Se deben tomar recaudos necesarios como no ingerir el agua. Cuando aumente el caudal del río o se produzcan lluvias desaparecerán.

Hoy jueves,  el agua de la calera del puerto y de algunas zonas de las costas apareció teñida de verde, como ocurrió hace unos días atrás.

Por ejemplo en el pasado inmediato en el verano del 2014 y a principios de 2018 se advirtió un fenómeno similar sobre el río Uruguay, que afectó desde la ciudad de Concordia hasta  Gualeguaychú. Un poco más atrás en el 2006 también se presentó el fenómeno en estas costas.

¿Por qué se produce el eutrofismo o el verdín? Se da cuando hay estiaje en el río (nivel de caudal mínimo) y cuando se producen altas temperaturas y principalmente en las zonas de poca profundidad. Esto además se ve agravado cuando hay aportes de mayor cantidad de nutrientes como fósforo y nitrógeno (de manera artificial y no natural), entonces se dan las condiciones para que se genere un caldo de cultivo de algas verdes (cianobacterias), eutrofismo. En las costas entonces aparece un pigmento verde, como pintura derramada, como se puede observar claramente en el puerto.

Cuando llegan las lluvias o aumenta el caudal del río, las algas se desplazan y “se limpia el río”. Las algas aparecen en la superficie porque tienen vacuolas con aire que las hacen flotar, por lo tanto esa masa biótica consume oxígeno del agua.

En una parte del puerto el agua está estancada y ahí debido a las condiciones existentes se produce la masa biótica.

Estas algas verdes estuvieron presentes desde siempre, la formación acompaña a la vida misma de la tierra, una antigüedad de alrededor de 3.500.000 años.

Antiguamente estos fenómenos se veían de manera más aislada, porque cuando el río corría libre las diatomeas (otras especies de algas) eran el equilibrio natural. A medida que desaparecen las diatomeas, las algas verdosas las van desplazando.

Las diatomeas proliferaban en el río Uruguay, cuando no existía la represa de Salto Grande. El lago es el gran generador de estas algas verdes. Cuando se formó el lago, tras la construcción de la Represa, el mismo tuvo contornos irregulares, propios de la topografía entrerriana con “lomadas” y el agua está quieta, solo se moviliza cuando llueve.

En la imagen se puede apreciar como en una parte aparece el verdín y en la desembocadura desaparecen.

¿Se puede solucionar?

Como se informó el aumento de nitrógeno y fósforo en el agua genera que las cianobacterias tienen más nutrientes para crecer en forma desmedida o acelerada, sumado a otros factores como las temperaturas altas, la disponibilidad de luz y la baja renovación del agua. El crecimiento lleva a grandes cúmulos de biomasa (o floraciones), que pasan a observarse a simple vista.

Los fertilizantes o agroquímicos que terminan en las aguas del río y en los arroyos  aportan esos nutrientes de gran manera para que se generen las algas. Los nutrientes también pueden provenir de aportes puntuales, por ejemplo, de los efluentes industriales y urbanos (saneamiento), o depósitos de basura.

Se señala, además que ni siquiera el mejoramiento de todas las plantas de tratamiento de líquidos cloacales e industriales de la región podría eliminar las algas, sino solamente reducir o mitigar este fenómeno. La clave es trabajar a nivel causa: las floraciones de cianobacterias tienen que ver con un modelo industrial, de uso del suelo y de explotación de recursos naturales que, invisible pero incesante, atenta contra la salud de toda la vida en el planeta.

Bandera Amarilla en Colón

Bandera Amarillas en las playas, precaución. Foto: PMC

Por la fuerte coloración verde del las aguas en las playas de Colón activan este protocolo que indican precaución.

Se recomienda a los bañistas tomar evitar la ingesta de agua, extremar el cuidado de niños, mayores y personas vulnerables. Se disponen de puestos sanitarios, se han reforzado preventivamente  el  sistema de atención y hay servicios de enfermería en los puestos de playa ubicados en Peyret y Combatientes de Malvinas (Playa Norte) y Puesto Policial “Alpina” en Camino Costero Sur (Balneario Inkier). Se cuenta además,  con servicio médico de pediatría en guardia de salud primaria municipal de 12 a 20 hs. en Centro Stella Maris ubicado en Bvard. Gaillard y 9 de julio.

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *