Reemplazan la campana del cementerio

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La antigua la cual estaba desgastada por el uso, se entronizó en la capilla del Cementerio. Ingresá a la nota para conocer datos históricos de este elemento y la tradición del toque de campanas.

El Viceintendente, Ramiro Favre tocando la nueva campana de manera simbólica junto al Profesor Alejandro González Pavón.

La antigua campana había sido donada en la década del 60´ del siglo pasado por la señora Berta Perroni de Tassara en el marco del Centenario de Colón (1963) la que había pertenecido al señor E. Tassara y lleva inscripto el nombre de Ángel Muzzio Rosario, nombre del remolcador o del lugar de fundición en la que había sido realizada.

Este elemento por su antigüedad, en el año 2019 se abrió en su interior producto del uso constante y si bien se la restauró pero con el objetivo de preservarla en su forma original, como patrimonio de los colonenses, fue reemplazada por una nueva campana. La histórica en tanto, se entronizó en la mañana de hoy, lunes 6 de enero, en la capilla del cementerio.

La nueva campana fue donada por una familia de la ciudad, quienes no quieren que se haga público sus nombres. Antes de colocarla se la puso en condiciones, para el lugar en el que estará emplazada, se la lustró, pintó en su interior y se soldó la cadena de manera permanente.

La antigua campana donada en 1963, entronizada en la capilla del cementerio.

La invocación religiosa estuvo a cargo del párroco Néstor Toller, quien recordó el significado del toque de campanas y los sonidos para despedir a los seres queridos. Contó por ejemplo que una vez había fallecido una persona amante de las motos y le quedó grabada en el alma el ruido de los motores que utilizaron los motoqueros para despedir a su amigo.

En el acto estuvieron presentes el Viceintendente, Ramiro Favre, concejales del Bloque Todos por Colón (Belén Padilla, Laura Loker y Javier Minatta) como así también funcionarios, como el director de Cultura, Ariel Asselborn y vecinas.

En el marco del Centenario

El Prof. Alejandro González Pavón recordó en su discurso que cuando se instaló la antigua campana de la familia Tassara, cuando la ciudad festejó los 100 años de vida (1863 – 1963) se realizaron una serie de obras en el frente del Cementerio y se construyó la capilla por decisión del entonces intendente Faustino Dominchín con la colaboración del pueblo de Colón.

“Desde ese momento se dispuso la costumbre  del toque de campana al acercarse el cortejo fúnebre al cementerio, tal como se realizaba antes, donde el cortejo debía pasar antes por el templo parroquial” indicó González Pavón.

El Profesor Alejandro González Pavón haciendo la síntesis histórica.

Siete campanazos

Es un toque lento, además de los siete sonidos característicos, antes se tocaba para anunciar la llegada del cuerpo de un vecino al camposanto, totalmente opuesto el toque que se hace “al vuelo” que es de fiesta.

Según la tradición son siete porque representan a los siete dolores de la Virgen María.

El párroco Néstor Toler, realizó la invocación religiosa y también recordó el sentido de los campanazos.
Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *