Tras la peste porcina africana, China quiere producir en Argentina millones de toneladas de cerdos

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email


Planean una inversión millonaria para instalar en el país enormes fábricas industriales porcinas. La carne será exportada al país asiático. Se aumentaría 14 veces la producción anual. Por qué el proyecto genera polémica.

El gobierno de Argentina planea un acuerdo con China para producir en suelo nacional 9 millones de toneladas de carne de cerdo al año y exportarlas al país asiático. La idea generó un fuerte rechazo de asociaciones ambientalistas, sociales e investigadores por el modelo productivo que conlleva: al profundizar aún más el agronegocio se potenciaría la producción de soja, se ocuparían las tierras para estos enormes galpones y se generarían daños ambientales irreparables.

El anuncio fue realizado el seis de julio a través de la cancillería argentina. El Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Felipe Solá, y el ministro de Comercio de la República Popular China, ZhongShan, hablaron de una “asociación estratégica” entre ambos países para abastecerlos “durante muchos años”.

Según sus estimaciones, se podrían exportar hasta 930.000 animales al año, es decir, 9 millones de toneladas de carne. Al ser el principal consumidor mundial de este animal, China promete inversiones a cambio de su oferta.

Por qué buscan a Argentina

El antecedente del acuerdo es la Peste Porcina Africana(PPA), una enfermedad de los cerdos que en 2019 generó una masacre masiva de estos animales en China.

En ese momento, para evitar la propagación del virus, se mataron cruelmente entre 180 y 250 millones de cerdos, lo que disminuyó la producción entre un 20 y 50 por ciento. En diferentes videos difundidos en la Web, se ven cómo camiones cargados de animales los tiran en fosas enormes y luego los entierran o queman vivos, es decir, los matan asfixiándolos o incinerándolos.

Como antesala del aval político, en enero de este año se firmó un memorando de entendimiento entre la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP) y la Asociación China para la Promoción y el Desarrollo Industrial de China (Capid). Las empresas prometen trabajo, divisas y prosperidad para el campo, mientras que los detractores advierten sobre la insustentabilidad del modelo y el peligro de otros potenciales virus zoonóticos, como el SARS, el ébola, la gripe aviar y la porcina.

“Fábricas de nuevas pandemias”

“No podemos aceptar que, en nombre de la reactivación económica o en el altar de las exportaciones, la Argentina se convierta en una factoría de cerdos para China (o para quien sea). Los criaderos industriales de animales ilustran un modelo agroindustrial cruel e insustentable que no sólo genera focos de contaminación en el plano local y regional sino también se convierten en incubadoras de nuevos virus altamente contagiosos y, por ende, en fábricas de nuevas pandemias“, redactaron diversas asociaciones ambientalistas, epidemiólogos, abogados e investigadores, entre otros actores.

Entre los firmantes están Maristella Svampa, socióloga; Soledad Barruti, periodista alimentaria e investigadora; Marcos Ezequiel Filardi, abogado de derechos humanos y soberanía alimentaria; Beatriz Sarlo, ensayista; Liliana Felipe, cantante y activista, y Flavia Broffoni, politóloga y co-fundadora de XR Argentina.“El riesgo para la salud colectiva es innegable, pero corre el peligro de ser desatendido, como lo fue en 1996 con la introducción de soja transgénica”

“Este convenio con China nos coloca aún más lejos de la deseada Soberanía Alimentaria. Nuestras tierras ahora no solo estarán ocupadas por los granos transgénicos que se exportan para alimentar animales, sino también por los galpones que encierran a esos animales, que luego terminan exportándose, mientras la producción alimentaria local, de economías regionales y producción de alimentos sanos, sigue marginalizándose. Por último, estas granjas impulsarían además una mayor demanda de soja, exacerbando un modelo agroindustrial con elevadas consecuencias sociosanitarias y ambientales”, alertaron.

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email