Castrillón fue jubilado e indagado en la misma mañana

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Esta mañana, el vocal del STJ, Emilio Castrillón, recibió el veloz beneficio jubilatorio y fue indagado por delitos de daños y amenazas en Fiscalía de La Paz.

En medio de la noticia de que fue jubilado en un trámite veloz, el vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia, Emilio Haroldo Castrillón, se presentó esta mañana en la Unidad Fiscal de La Paz y, en dos instancias diferentes, fue indagado por hechos delictivos de agresiones y amenazas.

Tal como ha informado UNO, los fiscales Oscar Sobko y Constanza Bessa lo estaban esperando al integrante del máximo tribunal entrerriano en el despacho donde a diario se sientan vecinos de a pie, involucrados en distintos episodios ilegales.

A las 9, ambos agentes del Ministerio Público lo imputaron por el hecho ocurrido en la madrugada del 28 de marzo, cuando Mariano Emilio Lukacs, Celso Celestino Chamorro y Natalia Lukacs, lo denunciaron por daños y amenazas, en el expediente 18.109. Se trata del episodio violento que protagonizó el vocal del STJ en la esquina de calles Sánez Peña y Belgrano, al lado de su casa, donde hay un kiosco.

Esa madrugada, el vocal del STJ fue a reclamar para que bajaran la música y se fueran las personas que estaban allí, porque estaban infringiendo las restricciones por la pandemia. Terminó a las trompadas y empujones (con dos costillas fisuradas), además de producir daños en el local y amenazar al dueño y demás personas que los iba a desalojar porque él es dueño de todo.

Castrillón está a un paso de dejar el Palacio de Justicia y regresar a La Paz, con el beneficio de la jubilación, y sin el juicio político.

Castrillón está a un paso de dejar el Palacio de Justicia y regresar a La Paz, con el beneficio de la jubilación, y sin el juicio político.

A las 10.30 Sobko indagó a Castrillón por el delito de Amenazas coactivas. Se trata de la denuncia radicada el 30 de abril por Carlos Miguel Barbosa, padre del fiscal que había tomado intervención en el hecho del kiosco. Resulta que Castrillón le envió mensajes amenazantes, “como trata a un peón de sus campos”, ejemplificó una fuente judicial. Incluso, se precisó que había concretado esas amenazas ya que le manifestó que iba a recusar a su hijo Facundo en el pliego que está en la Legislatura para que asuma como fiscal de Gualeguay, y lo hizo unos días atrás. Barbosa pasó por varios cargos políticos, siempre de la mano de vocal del STJ, incluso no pocos creen que el fiscal llegó a ese lugar por tales vínculos. Ahora la relación parece haberse roto para siempre.

Compartí esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email