Crimen del agricultor: En audiencia realizada este martes se confirmó la identidad y se dictó la prisión preventiva de los detenidos

En una audiencia desarrollada este martes en horas del mediodía en la OGA de Concepción del Uruguay, en la cual se ventilaron importante detalles de la investigación, que la Fiscalía solicitó no sean difundidos por el momento, se confirmó que el cadáver hallado calcinado es el de Alfonso Cheremnov (35) y se dispuso la prisión preventiva de los dos detenidos.

La diligencia se realizó presidida por el juez subrogante de Garantías, doctor Gustavo Díaz, en reemplazo de la doctora Melisa Ríos, en uso de licencia.

Estuvieron en sala la fiscal del caso, doctora María Occhi y los defensores de los acusados, el doctor Peluffo en representación de Alexis Emanuel Schauman de 23 años de edad, y el doctor Arturo Martínez Piñón, abogado de Pedro Daniel Tejeda de 20 años.

La Fiscalía

La doctora Occhi fue la que hizo uso de la palabra en primer lugar, con un contundente alegato en el cual expuso la gran cantidad de indicios que llevan a dar por cierto en esta instancia de la investigación, de la responsabilidad de ambos detenidos en un brutal crimen como jamás se había visto en Concepción del Uruguay, con fin de ocultar lo que fue un robo previo en perjuicio del agricultor.

La representante del Ministerio Público Fiscal, señaló que en el caso se Schauman, hay testimonios que lo comprometen seriamente y que está probado que se conocían con la víctima, a quien le iba a realizar trabajos en la granja (cabe recordar que 03442 informó oportunamente el Cheremnov llevaba jóvenes para realizar tareas en su granja). También fue llamativo q este muchacho haya estado días después del hecho, en la ciudad de Colón pasando un fin de semana donde alquiló una vivienda, llegando a esa ciudad y retirándose en remos, con los costos que esto implica para alguien que no tenía trabajo y que según él, lo hizo con la plata el la asignación por hijo que había cobrado, pero la Fiscalía logró recabar testimonios donde se confirma que este joven intentó cambiar dólares.

También agregó la doctora Occhi, que se lograron recuperar datos del celular de la pareja de Schauman, como ser mensajes con el otro imputado Tejeda, donde existen frases que evidenciarían sus andanzas, antes y después del crimen, mensajes que llamativamente habían sido borrados.

Otra dato curiosamente coincidente, es que Schauman presentaba un corte en una de sus manos y numerosos arañazos en su cuerpo, lo que la Fiscalía relaciona a lesiones por la defensa de la víctima.

Videos y elementos

Siguiendo su alegato, la fiscal sostuvo que tienen importantes testimonios de personas que conocían a la víctima y sabían de su relación con al menos uno de los acusados, así como una considerable cantidad de videos que muestran los movimientos previos al crimen, en los que se ve los lugares donde estuvo Alfonso antes de ser asesinado, detalles que la Fiscalía pidió no sean revelados públicamente para seguir avanzando en la investigación.

Por otra parte, destacó lo actuado por la policía en los allanamientos, resaltando que en el caso de allanamiento a la vivienda de Tejeda, en Las Orquídeas y Tavella, se secuestraron elementos vitales para confirmar la participación de este muchacho en el plan organizado para robar y dar muerte a Alfonso de manera de tapar sus acciones, solicitándose no se revelen los mismos ya que serán sometidos a reconocimiento.

Otra cosa que agregó es que Tejeda fue visto en videos que demuestran acciones legadas a lo posteriormente sucedido y a este se le secuestraron dos motos que eran robadas, las que estaban en su casa del Barrio San Isidro.

Por todo esto, la doctora María Occhi, dijo que se está ante un caso de homicidio agravado (tal como lo adelantara 03442) ya que los asesinos actuaron de esa manera para cubrirse, lo que los llevará, en caso de ir a un juicio, a una posible pena prisión perpetua, razón por la cual teme que se fuguen o influyan en testigos, si quedaran en libertad, confirmando además el faltante de 14 mil dólares, que como adelantara este SITIO, estaban ocultos en zona de la precaria vivienda de Cheremnov.

Finalizando su alegato, confirmó que recibió antes de la audiencia la notificación de los relevamientos dentarios que confirmaban la identidad del agricultor, por lo que la fiscal solicitó la prisión preventa de ambos jóvenes por el plazo de 90 días, a lo que sumó el pedido de sacarles muestras se sangre para el cotejo de ADN con manchas de sangre halladas en el lugar del crimen y el relevamiento de numerosos celulares secuestrados en las viviendas allanadas.

Las Defensas se opusieron

Como era de esperar, ambos defensores se opusieron al pedido fiscal, alegando que no hay elementos que lleven a determinar la participación de los acusados en el hecho investigado y solo son indicios, por lo que pidieron la libertad o en su defecto una prisión domiciliaria con medidas.

El doctor Peluffo fue el defensor que más argumentos expuso ante el juez, señalando que no se sabe nada sobre los motivos de la muerte de Alfonso Cheremnov, poniendo en duda que se trata de un crimen, ya que (a su criterio) pudo ser un accidente o un suicidio y esto no se podrá definir hasta tanto no esté el resultado de los forenses que intervinieron en la Autopsia.

También cuestionó el faltante de los supuestos dólares, ya que nadie sabía si verdaderamente estaban en la vivienda como se presumía y además intentó tender un velo de duda sobre la procedencia de ese dinero, que a su criterio, difícilmente podría juntar vendiendo choclos, sandias o cabezas de ajo.

Hizo lugar al pedido fiscal

Escuchadas las partes, el juez subrogante de Garantías, explicó a las partes lo que observaba a esta instancia de la IPP, haciendo primeramente lugar al pedido de relevamiento de celulares y a la toma de muestras de sangre de los acusados, para luego resolver que se disponía la prisión preventiva de Alexis Emanuel Schauman y Pedro Daniel Tejeda, considerando que hay elementos suficientes a esta altura de la investigación para así resolverlo, por lo que ambos quedarán alojados los primeros 30 días en Comisaría Primera, para luego (de no surgir ninguna novedad) ser remitidos a una unidad carcelaria.