Gualeguay: adolescente asesinó a un hombre de una puñalada porque no le quiso dar plata

La víctima tenía 42 años. La Policía de Gualeguay aseguró que el menor acusado tiene 50 ingresos a las comisarías por delitos menores. Ineficiencia del Estado.

Que un menor de edad tenga 50 ingresos a la Policía y que el Estado no haya abordado su problemática, lo convierte en cómplice. El jueves a la noche ocurrió en Gualeguay lo que se pudo haber evitado con políticas adecuadas, pero no se hizo. El adolescente, imputable pero no punible, mató a un hombre de un puntazo en el pecho porque, según el relato de los testigos, la víctima no le quiso entregar dinero para comprar una bebida alcohólica.

Otra vez cuando hay un menor involucrado en un delito aparece en el relato de los familiares de las víctimas y victimarios el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf). Pero no por las políticas aplicadas, sino por no haber actuado a tiempo para cambiar conductas que ya hacían presagiar que el menor iba a terminar tras las rejas tarde o temprano.

En menos de un mes Gualeguay ya cuenta con dos homicidios. El primero fue el de Jesús Fernández, asesinado por una patota de menores en el Parque Quintana cuando festejaba la llegada de Año Nuevo.

Ese caso desencadenó una movilización importante. Los vecinos pidieron justicia y más políticas de prevención y abordaje de los menores. Ahora la víctima es Horacio Rubén Moyano, de 42 años, quien recibió una puñalada en el pecho tras una discusión con un menor en el barrio Evita, y a pesar de haber sido trasladado al hospital San Antonio, murió una hora después del ataque.

Los testimonios recolectados por la Policía apuntaron contra un joven de 17 años como el supuesto autor del ataque a puñaladas. El sospechoso fue encontrado y detenido cerca del lugar donde ocurrió el hecho, estaba oculto en un baldío.

El subjefe de la Policía Departamental, comisario Jorge Sosa, se refirió a los numerosos inconvenientes que ha tenido el adolescente que sería el supuesto asesino de Moyano. “Hace siete años que estoy trabajando en Gualeguay y desde los 13 años, este chico tiene ingresos en la Departamental por diferentes situaciones: muchísimos ingresos por robos, muchísimos por deambular con intenciones de robo y la mayoría de las veces, era retirado por gente del Copnaf porque la familia no se hacía cargo del menor”, explicó.

“Creo que me quedo corto al decir que tuvo 50 ingresos en la dependencia en cuatro años”, resaltó el comisario Sosa a LT 38 y agregó que “cometió un delito grave y es medianamente punible”.

“Lo mató por un Fernandito”

La hermana de la víctima, denunció que el menor que asesinó a Moyano hace tiempo que “hace problemas”. María Florencia contó que escuchó al menor cuando dialogaba con su madre, ya que son vecinos. “Le dijo a la madre: ‘le di una puñalada a ese gil porque le recabía’. Lo vi con una cuchilla en la mano, pero no pensé que el apuñalado era mi hermano”, señaló.

“Cuando llegué al lugar, mi hermano estaba tirado en el piso en un charco de sangre”, dijo la hermana de la víctima, y agregó: “Mi hermano no se merecía esa muerte”, remarcó. La mujer se refirió a las posibles causas del ataque contra su hermano. “Este pendejo le pidió plata a mi hermano para un Fernandito, pero mi hermano le dijo que no tenía plata. Entonces le dio la puñalada así, de una”, relató a LT 38, y agregó: “Lo mató por un Fernandito este pendejo que vive drogado todo el tiempo. Quiero que lo dejen detenido y no salga”, exigió la mujer.

FUENTE UNO