Sangrados y fracturas en todo el cuerpo de la beba de 2 meses que murió por maltrato

Los padres de Kathaleya quedaron detenidos con prisión preventiva tras conocerse el informe de la autopsia sobre las causas de la muerte de la beba

El informe de los médicos forenses que realizaron una extensa autopsia al cuerpo de Kathaleya Quetzaly Hernández González, provoca escozor con el detalle de las lesiones que la beba sufrió en solo dos meses de vida y que le causaron la muerte. Fue suficiente para que la Fiscalía impute a los padres y se disponga la prisión preventiva.

En la tarde de ayer finalizó el acto administrativo en la Procuración donde se indagó a los padres de la beba que falleció el lunes por la tarde, en la zona sur de Paraná. Las fiscales Evangelina Santana y Gimena Ballesteros imputaron a ambos por el delito de Homicidio calificado por el vínculo y alevosía. La Fiscalía y la defensa acordaron como medida cautelar la prisión preventiva por el término de 60 días, al padre en la cárcel de Victoria, y a la madre en su domicilio.

Por el tenor de la imputación, sumado a los informes de los médicos forenses que entendieron que se estaba frente a una muerte violenta, la Fiscalía acusa a los progenitores por un delito que los podría llevar a prisión perpetua.

El soldado voluntario Cristian Gabriel Hernández, de 24 años, solicitó en la audiencia cumplir la prisión preventiva en el penal de Victoria, porque podría tener problemas con algunos conocidos que se encuentran alojados en la cárcel de Paraná. En tanto, respecto de Ariana González, de 20, se otorgó la domiciliaria por padecer problemas de salud (principalmente epilepsia). Las medidas cautelares fueron impuestas por la jueza de Garantías, Paola Firpo.

La jueza convocó a la audiencia a la psicóloga María Zelmira Barbagelata y a la médica psiquiatra María Eugenia Londero, ambas del Cuerpo Médico Forense del STJ, para que la ilustren sobre los factores de riesgo que informaron relativos a la madre de la beba. Teniendo en consideración todo lo que mencionaron en los oficios escritos y lo manifestado en la audiencia, Firpo dispuso la modalidad domiciliaria solicitada para la joven. Además, ordenó que se traslade a González a los hospitales San Roque y San Martín para su atención clínica-médica y psicológica-psiquiátrica.

Los informes forenses confirmaron la “muerte violenta” de la beba, por lo que se sospecha firmemente una situación de maltrato infantil.

En la audiencia de ayer, la fiscal Santana informó que los padres de la víctima “mediante agresiones físicas consistentes en golpes de diversa entidad, que se habían iniciado con una antelación no menor a 30 días, le provocaron finalmente una lesión cerebral de tipo traumática, que le produjo la muerte a su hija de 2 meses, incumpliendo su deber de evitar todo tipo de riesgo para su vida y prevaliéndose de su mayor fuerza física y de la nula capacidad de defensa de la niña”.