Uruguay debe generar electricidad quemando combustible por la bajante que afecta a Salto Grande

Aunque hasta el momento desde Argentina no se han referido al respecto, en el vecino país la bajante del río compartido es un problema que preocupa, ya que la represa “está baja y teniendo muy poca producción”, remarcan desde Uruguay.

La última novedad es que el gobierno nacional uruguayo está gastando un millón y medio de dólares por día para generar energía térmica, esto se debe al déficit hídrico que vive el país -como el que afecta al río Uruguay- y la presente imposibilidad de importar energía desde Brasil.

En lo que va del año, la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) le ha comprado combustible a la petrolera (también estatal) por US$ 1.5 millones por día en promedio, informó la presidenta de la compañía eléctrica, Silvia Emaldi.

En declaraciones a medios uruguayos, la funcionaria Lacalle Pou afirmó que ante el déficit hídrico que hay en Uruguay, “se está generando energía eléctrica con todos los medios que se tienen a disposición, incluidas las centrales térmicas con el ciclo combinado”.

La presidenta de UTE también dijo que en lo que va de 2023 se ha exportado por US$ 700.000 a Argentina, cuando hubo excedentes en la producción de energía eólica. Emaldi detalló que dichas ventas al país vecino se dan en particular en la madrugada, cuando se produce más energía eólica y en Uruguay hay poco consumo.

Represa Salto Grande

Consultada por la situación de la Represa Hidroeléctrica Salto Grande, Emaldi informó que “está baja y teniendo muy poca producción”, lo que implica que el costo de generar energía “tenga incluso valores mayores en el despacho que hacerlo de forma térmica”.

“Esa energía se almacena para dar respaldo al sistema. Siempre primero entran al sistema las fuentes renovables (solar, eólica, biomasa), que no pueden ser almacenadas. Complementás con hidráulica siempre y cuando el valor de producción sea menor que con la térmica. Cuando tienes poca agua, debes tener margen para almacenar, de manera de preservar el agua para situaciones de mayor demanda”, graficó la presidenta de UTE.